¿Cómo definiría conceptos complejos de maneras simples, tales como: democracia, autoritarismo y populismo?

La democracia es un régimen político en el cual : a) hay elecciones libres y justas que determinan a los ganadores de los poderes ejecutivo y legislativo; b) la mayoría de los adultos disfruta de una ciudadanía y tienen derecho a votar; c) el gobierno respeta las libertades civiles, los derechos políticos y las instituciones diseñadas para protegerlos; y d) las fuerzas armadas y otros actores de potencial veto político están subordinados a civiles elegidos a una oficina de mayor jerarquía.

Los regímenes autoritarios violan al menos uno de estos cuatro principios.

A diferencia de la democracia y el autoritarismo, el populismo no es un tipo de régimen. El populismo es un estilo de liderazgo político basado en la apelación directa al pueblo, sin la intermediación de las instituciones políticas representativas. También se basa en venerar a la gente (el pueblo) y critica a la élite. Los dirigentes populistas afirman hablar en nombre de la gente o la nación, a quienes consideran representar verdaderamente. Muchos populistas se convierten autoritarios cuando expresan su voluntad para hacer a un lado a quienes se opongan a los intereses de la nación y de la gente.

¿Considera a todos los países de América Latina como democracias?

No. Cuba, Haití, Nicaragua y Venezuela tienen regímenes autoritarios. Muchos otros países tienen regímenes en los que al menos uno de los cuatro principios descrito no se respeta debidamente. A estos países se les pueden definir como semi democracias. Guatemala, Paraguay, Honduras, Bolivia y Ecuador, por ejemplo. Freedom House los denomina como “parcialmente libres”. Después, hay casos tal como el de México, el cual en la actualidad se encuentra al límite de ser una democracia. A nivel subnacional, en algunos estados y municipios del país, grupos del crimen organizado y en algunos casos el propio estado, han socavado las libertades de prensa, de expresión y de la libre y justa organización de elecciones. Aspectos clave que definen a una democracia. Por estos problemas Freedom House cataloga a México como un país parcialmente libre. El Salvador y Colombia son también ejemplos de este fenómeno; El Salvador, por supuesto, es un caso más extremo que México en términos de violaciones de derechos humanos, civiles y políticos. Personalmente considero que México es todavía una democracia, pero con extensas áreas de autoritarismo a nivel subnacional.

Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica y Uruguay son los únicos países de la región de los cuales podría decir, casi sin duda, que son democracias. Y por supuesto, todavía hay mucho por hacer para mejorar la calidad o el nivel de la democracia en estos países. Por ejemplo, el respeto de los derechos y del estado de derecho es profundamente desigual en Brasil.

¿Cuáles son los principales desafíos para la democracia en la región?

La lista es enorme. Todos los gobiernos deben de trabajar para atender mejor los problemas de la ciudadanía en la región, con la excepción de Chile, Costa Rica y Uruguay, la deficiencia para solucionarlos es grave. En muchos países incluyendo Brasil, Colombia, El Salvador, Guatemala y Honduras, el crimen y la seguridad pública son prioritarios en la agenda. (Venezuela tiene problemas extremos en seguridad pública, pero sus problemas son tantos que sería difícil decidir cuáles son los más importantes.) Los Estados deben tener una mejor respuesta a las demandas ciudadanas y evitar ser capturados por los intereses de unos pocos. La corrupción, un mejor acceso a una educación de calidad y asegurar mejores oportunidades para todos los ciudadanos son algunos ejemplos de los problemas urgentes en la región. Es esencial generar políticas públicas que atraigan inversión y generen crecimiento económico que mejoren la vida de la población. Y estas políticas deben abordar simultáneamente la crisis ambiental que enfrenta a la humanidad. 

Pero las deficiencias no deben impedir reconocer los importantes avances democráticos a lo largo de estos años. Cuando empecé mi posgrado, en 1978, toda América Latina excepto Costa Rica, Colombia, y Venezuela tenían regímenes autoritarios. Hoy en día, sólo son cuatro países con regímenes claramente autoritarios en la región.

¿La democracia está funcionando adecuadamente en Estados Unidos?

Sí y no. En el largo plazo, la democracia ha incorporado a un gran número de personas como ciudadanos. Esto es un gran logro. En el corto plazo, nuestras instituciones han impedido que un presidente con tendencias políticas claramente autoritarias dañe irreparablemente nuestra democracia.

La democracia estadounidense también tiene problemas y deficiencias. Hubo considerable interferencia rusa en las elecciones presidenciales del 2016, dañando la integridad del proceso electoral. Es casi seguro que esta interferencia cambió el resultado de las elecciones presidenciales. Por otra parte, el dinero tiene demasiada influencia en el proceso político del país. El colegio electoral es una abominación democrática obsoleta, la práctica del gerrymandering (modificación de distritos electorales) ha ido demasiado lejos en algunos estados y el esfuerzo para privar a los votantes pobres (especialmente los negros y latinos) en muchos estados es antidemocrático.

Las democracias occidentales están siendo desafiadas por partidos de extrema izquierda y derecha ¿considera que esto podría tener una influencia en América Latina?

No hay democracias occidentales que estén siendo desafiadas por partidos de izquierda “extrema”, a menos que se cuente el partido de Nicolás Maduro, el PSUV.  No considero el PSUV un partido de izquierda «extrema», pero sin duda es izquierdista y es extrema en algunos aspectos (en el grado de corrupción y de la terrible gobernanza, por ejemplo). A los partidos de extrema izquierda no les ha ido bien en las democracias occidentales desde el final de la guerra fría.

Para responder a la pregunta, ahora sí, América Latina es parte de Occidente y siempre ha sido influenciada por las tendencias democráticas y autoritarias de Europa occidental y Estados Unidos.

¿Considera que América Latina podría ofrecer algunas lecciones para evitar el autoritarismo en Estados Unidos y otras democracias occidentales?

Dudo que América Latina dará lecciones a Estados Unidos sobre cómo evitar el autoritarismo. La desafortunada realidad es que la mayoría de la gente en Estados Unidos no conoce o no le interesa demasiado América Latina para poder aprender de sus experiencias. El número relativamente pequeño de personas y organizaciones que siguen de cerca los asuntos de América Latina podrían aprender algunas lecciones de estos países.

México tendrá elecciones en 2018. ¿Que deberá considerar el próximo presidente para construir una mejor democracia y más fuerte?

El próximo presidente enfrentará una agenda difícil. Mejorar la seguridad pública y simultáneamente respetar los derechos de los ciudadanos es uno de los retos más importantes. Más allá de esto, gobernar democráticamente, fomentar el crecimiento y la inversión, implementar políticas que ayuden a los mexicanos vivir una vida mejor y con mejores oportunidades, reducir la corrupción -son algunos de los principales desafíos.

Scott Mainwaring es profesor Jorge Paulo Lemann de estudios de Brasil y copresidente de la Facultad de estudios de Brasil en la Universidad de Harvard.